Una máquina virtual es una emulación de un sistema informático. Las máquinas virtuales se basan en arquitecturas informáticas y proporcionan la funcionalidad de un ordenador físico. Sus implementaciones pueden implicar hardware especializado, software o una combinación.

Hay diferentes tipos de máquinas virtuales, cada una con diferentes funciones:

Las máquinas virtuales del sistema (también denominadas máquinas virtuales completas de virtualización) proporcionan un sustituto para una máquina real. Proporcionan la funcionalidad necesaria para ejecutar sistemas operativos completos. Un hipervisor utiliza la ejecución nativa para compartir y administrar hardware, permitiendo múltiples entornos que están aislados unos de otros, pero que existen en la misma máquina física. Los hipervisores modernos utilizan virtualización asistida por hardware, hardware específico de la virtualización, principalmente de las CPU del host.

Las máquinas virtuales de proceso están diseñadas para ejecutar programas de computadora en un entorno independiente de la plataforma.

Algunas máquinas virtuales, como QEMU, están diseñadas para emular también diferentes arquitecturas y permitir la ejecución de aplicaciones de software y sistemas operativos escritos para otra CPU o arquitectura. La virtualización a nivel de sistema operativo permite que los recursos de una computadora sean particionados a través del soporte del kernel para múltiples instancias de espacio de usuario aisladas, las cuales usualmente se llaman contenedores y pueden parecer y sentirse como máquinas reales para los usuarios finales.

PRINCIPALES MÁQUINAS VIRTUALES

VirtualBoxvb1

VMwarevmware-logo

Anuncios