A lo largo de los años, IPv4 se actualizó para enfrentar los nuevos desafíos. Sin embargo, incluso con los cambios, IPv4 aún tiene tres grandes problemas:

Agotamiento de las direcciones IP: IPv4 tiene una cantidad limitada de direcciones IPv4 públicas únicas disponibles. Si bien hay aproximadamente 4000 millones de direcciones IPv4, el incremento en la cantidad de dispositivos nuevos con IP habilitado, las conexiones constantes y el crecimiento potencial de regiones menos desarrolladas aumentaron la necesidad de direcciones.

Expansión de la tabla de routing de Internet: Los routers usan tablas de routing para determinar las mejores rutas. A medida que aumenta el número de servidores conectados a Internet, aumenta también el número de rutas de red. Estas rutas IPv4 consumen una gran cantidad de recursos de memoria y de procesador en los routers de Internet.

Falta de conectividad completa: Una de las tecnologías más implementadas en las redes IPv4 es la traducción de direcciones de red (NAT). NAT proporciona una manera para que varios dispositivos compartan una única dirección IPv4 pública. Sin embargo, dado que la dirección IPv4 pública se comparte, se oculta la dirección IPv4 de un host de la red interna. Esto puede ser un problema para las tecnologías que necesitan conectividad completa.

Anuncios