NAT ofrece varios beneficios, incluidos los siguientes:

  • NAT conserva el esquema de direccionamiento legalmente registrado al permitir la privatización de las intranets. NAT conserva las direcciones mediante la multiplexación de aplicaciones en el nivel de puerto. Con la NAT con sobrecarga, los hosts internos pueden compartir una única dirección IPv4 pública para todas las comunicaciones externas. En este tipo de configuración, se requieren muy pocas direcciones externas para admitir varios hosts internos.
  • NAT aumenta la flexibilidad de las conexiones a la red pública. Se pueden implementar varios conjuntos y conjuntos de respaldo y de equilibrio de carga para asegurar conexiones de red pública confiables.
  • NAT proporciona coherencia a los esquemas de direccionamiento de red interna. Para cambiar el esquema de direcciones IPv4 públicas en una red que no utiliza direcciones IPv4 privadas ni NAT, se requiere redireccionar todos los hosts en la red existente. Los costos de redireccionamiento de hosts pueden ser considerables. NAT permite mantener el esquema de direcciones IPv4 privadas existente a la vez que facilita el cambio a un nuevo esquema de direccionamiento público. Esto significa que una organización podría cambiar los ISP sin necesidad de modificar ninguno de sus clientes internos.
  • NAT oculta las direcciones IPv4 de usuarios. Como utiliza direcciones IPv4 RFC 1918, NAT proporciona el efecto colateral de ocultar las direcciones IPv4 de los usuarios y de otros dispositivos. Algunas personas consideran que es una característica de seguridad, aunque la mayoría de los expertos está de acuerdo en que NAT no proporciona seguridad. Un firewall con detección de estado es lo que brinda seguridad al perímetro de la red.
Anuncios