REDES

MONITOREO DE REDES

Monitoreo es la realización del estudio del estado de los recursos. Las funciones del monitoreo de red se llevan a cabo por agentes que realizan el seguimiento y registro de la actividad de red, la detección de eventos y la comunicación de alertas.

El monitoreo de una red abarca 4 fases:

  • Definición de la información de administración que se monitorea.
  • Acceso a la información.
  • Diseño de políticas de administración.
  • Procesamiento de la información.

Los tipos de monitoreo son:

  • Local
  • Remoto
  • Automático.
  • Manual

Los elementos monitoreados pueden ser:

  • En su totalidad.
  • En Segmentos.

El monitoreo puede ser realizado en forma:

  • Continua
  • Eventual

OBJETIVOS DEL MONITOREO

Los objetivos del monitoreo son los siguientes:

  • Identificar la información a monitorear.
  • Diseñar mecanismos para obtener la información necesaria.
  • Utilizar la información obtenida dentro de las distintas áreas funcionales de administración de red.
  • Tomar nuevas medidas sobre aspectos de los protocolos, colisiones, fallas, paquetes, etc.
  • Almacenar la información obtenida en Bases de Información de gestión para su posterior análisis.
  • Del análisis, obtener conclusiones para resolver problemas concretos o bien para optimizar la utilización de la red.

Dentro del monitoreo de la actividad de la red, los eventos típicos que son monitoreados suelen ser:

  • Ejecución de tareas como la realización de copias de seguridad o búsqueda de virus.
  • Registro del estado de finalización de los procesos que se ejecutan en la red.
  • Registro de las entradas y salidas de los usuarios en la red.
  • Registro del arranque de determinadas aplicaciones.
  • Errores en el arranque de las aplicaciones, etc.

En función de la prioridad que tengan asignados los eventos y de la necesidad de intervención, se pueden utilizar diferentes métodos de notificación o alerta tales como:

  • Mensajes en la consola: método en el que se suele codificar en función de su importancia.
  • Mensajes por correo electrónico: método mediante el cual se envía contenido el nivel de prioridad y el nombre del evento ocurrido.
  • Mensajes a móviles: método utilizado cuando el evento necesita intervención inmediata del administrador de red.
REDES

FUNCIONES DE ADMINISTRACIÓN DE RED

Las funciones de administración de red se basan en dos procedimientos que ayudan a llevar a cabo numerosas tareas, estos procedimientos son los siguientes:

MONITOREO

El monitoreo es un proceso eminentemente pasivo, el cual se encarga de observar el estado y comportamiento de la configuración de red y sus componentes.

También se encarga de agrupar todas las operaciones para la obtención de datos acerca del estado de los recursos de la red.

CONTROL

El control es un proceso que se lo considera activo, debido a que permite tomar información de monitoreo y actuar sobre el comportamiento de los componentes de la red administrada.

Abarca la configuración y seguridad de la red, como, por ejemplo, alterar parámetros de los componentes de la red.

REDES

DEFINICIÓN Y OBJETIVOS DE LA ADMINISTRACIÓN DE REDES

ADMINISTRACIÓN

La administración de redes consiste en la organización, control, toma de precauciones y supervisión de la red, para mantener su funcionamiento eficiente, mediante el empleo de herramientas de red, aplicaciones y dispositivos.

A continuación, se destaca un conjunto de actividades que a corto plazo permiten realizar un seguimiento de las tareas administrativas y elaborar informes periódicos para su posterior estudio:

  • Detección y aislamiento de fallas.
  • Evaluación del tráfico de datos.
  • Mantenimiento de registro histórico de problemas.
  • Mantenimiento de configuraciones.
  • Contabilidad de red.
  • Control de acceso

OBJETIVOS DE LA ADMINISTRACIÓN DE RED

Los objetivos de la administración de red son los siguientes:

  • Proporcionar herramientas automatizadas y manuales de administración de red para controlar posibles fallas o degradaciones en el desempeño de esta.
  • Disponer de estrategias de administración para optimizar la infraestructura existente, optimizar el rendimiento de aplicaciones y servicios. Además, prever los crecimientos en la red esperados debido al cambio constante en la tecnología.