DIRECCIONAMIENTO SIN CLASE

Como se muestra en la ilustración, el sistema con clase asignaba el 50 % de las direcciones IPv4 disponibles a 128 redes de clase A, el 25 % de las direcciones a la clase B, y la clase C compartía el 25 % restante con las clases D y E. El problema es que así se desperdiciaba una gran cantidad de direcciones y se agotaba la disponibilidad de las direcciones IPv4. No todos los requisitos de las organizaciones se ajustaban a una de estas tres clases. Por ejemplo, una empresa que tenía una red con 260 hosts necesitaría recibir una dirección de clase B con más de 65 000 direcciones, con lo que se desperdiciarían 64 740 direcciones.

1.PNG

El direccionamiento con clase se abandonó a fines de la década de 1990 para favorecer el sistema de direccionamiento sin clase actual. Sin embargo, todavía existen versiones con clase en las redes actuales. Por ejemplo, cuando se asigna una dirección IPv4 a una computadora, el sistema operativo examina la dirección que se asigna para determinar si es de clase A, B o C. El sistema operativo después asume el prefijo que usa esa clase y realiza la asignación de la máscara de subred predeterminada.

El sistema usado actualmente se conoce como direccionamiento sin clase. El nombre formal es “Classless Inter-Domain Routing” (CIDR, pronunciado “cider”). En 1993, el IETF creó un nuevo conjunto de estándares que permitía que los proveedores de servicios asignaran direcciones IPv4 en cualquier límite de bits de dirección (longitud de prefijo) en lugar de solo con una dirección de clase A, B o C. Se hizo para poder demorar la disminución y el agotamiento final de las direcciones IPv4.

El IETF sabía que el CIDR era solo una solución temporal y que sería necesario desarrollar un nuevo protocolo IP para admitir el rápido crecimiento de la cantidad de usuarios de Internet. En 1994, el IETF comenzó a trabajar para encontrar un sucesor de IPv4, que finalmente fue IPv6.

DIRECCIONAMIENTO CON CLASE ANTIGUA

En 1981, las direcciones IPv4 de Internet se asignaban mediante el direccionamiento con clase, según se define en RFC 790, Números asignados. Este RFC dividía los rangos de unidifusión en clases específicas denominadas de la siguiente manera:

Clase A (0.0.0.0/8 a 127.0.0.0/8): diseñada para admitir redes extremadamente grandes, con más de 16 millones de direcciones de host. Usaba un prefijo /8 fijo donde el primer octeto indicaba la dirección de red y los tres octetos restantes eran para las direcciones de host. Todas las direcciones de clase A requerían que el bit más significativo del octeto de valor superior fuese un cero que creaba un total de 128 redes de clase A posibles. En la figura 1, se resume la clase A.

1.PNG

Clase B (128.0.0.0 /16 a 191.255.0.0 /16): diseñada para satisfacer la necesidad de redes de tamaño moderado a grande, con hasta 65 000 direcciones de host. Usaba un prefijo /16 fijo donde los dos octetos de valor superior indicaban la dirección de red y los dos octetos restantes eran para las direcciones de host. Los dos bits más significativos del octeto de valor superior deben ser 10 que crean más de 16 000 redes. En la figura 2, se resume la clase B.

2.PNG

Clase C (192.0.0.0 /24 a 223.255.255.0 /24): diseñada para admitir redes pequeñas con un máximo de 254 hosts. Usaba un prefijo /24 fijo donde los tres primeros octetos indicaban la red y el octeto restante era para las direcciones de host. Los tres bits más significativos del octeto de valor superior deben ser 110 que crean más de 2 millones de redes posibles. En la figura 3, se resume la clase C.

3.PNG

Nota: también existe un bloque de multidifusión de clase D que va de 224.0.0.0 a 239.0.0.0, y un bloque de direcciones experimentales de clase E que va de 240.0.0.0 a 255.0.0.0.