DERECHO INFORMÁTICO, SEGURIDAD

LOS RIESGOS EN REDES SOCIALES

Las redes sociales en la actualidad se han convertido en la principal herramienta y plataforma de comunicación a nivel global, siendo las más populares Facebook, Twitter, Google Plus, MySpace, WhatsApp y las emergentes SnapChat, Instagram, Pinterest entre otras. Estas redes conectan a más de dos mil quinientos millones de personas usuarias de todo el planeta, siendo una de las expresiones más claras de la tecnología y de su influencia en el comportamiento y los destinos de la sociedad actual.

socialmedia-pmSin embargo, de lo anterior se desprende la primera cuestión preliminar, “a mayor accesibilidad, mayor riesgo y a mayor riesgo, mayor necesidad de supervisión y control a nivel general.  Por eso a continuación nos permitimos enunciar algunos de los riesgos asociados a las redes sociales:

SUPLANTACIÓN DE IDENTIDAD

La suplantación de identidad en las redes sociales ocurre cuando alguien toma el nombre, cuentas o información personal de otra persona para hacerse pasar por ella. Para ellos utilizan perfiles falsos con el nombre y fotografía de la víctima.  La finalidad de esta puede asociarse a diversos delitos: estafas, extorsión, chantaje entre otros.

FRAUDE, PHISHING Y MALWARE

¿Cómo se realiza un fraude en una red social? Normalmente, los cibercriminales usan mensajes directos o publicaciones tentadoras con enlaces maliciosos o de phishing que a su vez contienen malware. Incluso teniendo las configuraciones de seguridad pertinentes, no estamos 100% seguro de estas amenazas: Si le han hackeado la cuenta a uno de sus amigos, dichos mensajes pueden provenir de alguna persona de confianza.

CIBERBULLYING O ACOSO CIBERNÉTICO

Las víctimas son en su mayoría adolescentes de entre 12 y 17 años, y las mujeres son más propensas a sufrir ataques. El Cyberbullying, maltrato o agresión a través de mensajes de texto, de voz, o de fotos, videos, audios, subidos a las redes sociales, afecta a millones de personas (especialmente a los jóvenes) alrededor del mundo, y preocupa a profesionales de la salud.

Las víctimas de acoso tienen más posibilidades de experimentar bajo rendimiento académico, depresión, ansiedad, sentimientos de soledad y cambios en los patrones de sueño y de alimentación, que podrían alterar su vida.

MIEDO A PERDERSE ALGO (FOMO, FEAR OF MISSING OUT)

FOMO o “miedo a perderse algo”. La expresión describe una nueva forma de ansiedad surgida con la popularización del móvil y las redes sociales, una necesidad compulsiva de estar conectados. En esencia, FOMO es la preocupación que los eventos sociales, o de cualquier otro tipo, puedan tener lugar sin que estemos presentes para disfrutar. FOMO se caracteriza por la necesidad de estar constantemente conectado con lo que hacen los demás, para no perderse nada. El intercambio de fotos y vídeos en las redes sociales significa que las personas experimentan una corriente prácticamente interminable de experiencias de otros, que potencialmente pueden alimentar los sentimientos de que se están perdiendo cosas.

VIOLACIONES, SECUESTROS O RAPTOS CON FINES DE EXPLOTACIÓN SEXUAL (GROOMING)

El grooming comprende todas aquellas conductas ejecutadas en línea por pedófilos o un pederasta (los groomers) para ganar la confianza de menores o adolescentes mediante la utilización de una identidad usurpada (generalmente de un “famoso”), fingiendo empatía, identidad de intereses o contención emocional, con la finalidad de concretar un abuso sexual.

Estos delincuentes utilizan las redes sociales como plataforma para tomar contacto con sus víctimas. Mediante mecanismos de seducción, buscan el intercambio de imágenes comprometedoras (de contenido sexual) que luego son utilizadas para extorsionar a las víctimas.

SUICIDIOS EN LOS JÓVENES

El principal factor que está ocasionando esta tendencia, tiene que ver con un aumento en el nivel de violencia, ciberbullying y acoso cibernético que se presentan en las redes sociales, así como la falta de regulación en el contenido de estos.

Las redes sociales más peligrosas para influir en los suicidios son Facebook y Twitter, debido a que los menores de edad tienen más facilidades para acceder a este tipo de redes dado que son las más populares.

PROBLEMAS LEGALES

Las personas no saben que todo lo que dice o se publica en las redes sociales puede tener repercusiones legales. Así que mucho cuidado con insultar, difamar o difundir rumores falsos. Tales contenidos pueden generar problemas relacionados con la protección de datos de carácter personal, la propiedad industrial e intelectual, el derecho penal y los derechos de la personalidad, el derecho laboral y la publicidad entre otros.

VIRUS INFORMÁTICOS MASIVOS

A través de redes de computadores infectadas (botnets), los ciberdelincuentes que usan las redes sociales infectadas pueden realizar diversas acciones, como el robo o secuestro de información, el control del sistema, la captura de contraseñas o sesiones activas e inclusive deteriorar el rendimiento del dispositivo infectado. Gusanos, troyanos y ransomware, son las variantes más conocidas en este campo.

PORNOGRAFÍA INFANTIL POR SEXTING, SECUESTRO Y TRATA DE PERSONAS

Cuando un menor se hace fotografías de carácter sexual puede provocar un deseo de encuentro a las personas a las que las llegue. Esto puede originar un abuso o corrupción del menor exponiéndole a chantajes sexuales o incluso generar encuentros pueden terminar en secuestro y trata de personas.

USO INDEBIDO DE FOTOGRAFÍAS

Los archivos de imagen capturados desde la cámara de un dispositivo moderno tienen un grupo de datos llamado Metadatos.  En cuanto publicas una imagen en las redes sociales, ésta escapa a tu control. Eso quiere decir que, si no tienes cuidado, cualquiera puede verlas y usarlas con fines delictivos.  De una simple foto compartida en redes sociales, los ciberdelincuentes pueden entre otras extraer:

Marca y modelo del equipo de donde la tomaron, fecha exacta cuando tomaron la foto, lugar exacto vía GPS donde tomaron la foto, número de tu tarjeta de crédito, nombre completo y empresa donde trabaja esta persona, el número de tu cedula.

FAKE NEWS (NOTICIAS FALSAS)

Las fake news se han puesto muy de moda en los últimos tiempos. Son noticias falsas que se difunden como la pólvora a través de las redes sociales. Que tienen dos características fundamentales: tener un objetivo claro y adquirir una apariencia de noticia real, precisamente para conseguir engañarnos.

El riesgo fundamental de las fake news, es que atacan a la reputación, ya sea de una empresa, una institución, o una persona concreta: “Una reputación que cuesta mucho crear, pero que con este tipo de prácticas es muy fácil destruir, y muy complicado volver a recuperarla”.

PROBLEMAS PARA ENCONTRAR TRABAJO

No es muy ético, pero no son pocos los departamentos de recursos humanos de compañías que buscan en las redes sociales más información sobre los candidatos a un puesto de trabajo. Es un filtro previo del que se habla poco, pero existe. Así que si eres de los que sube fotos personales a tu Facebook puedes descubrir que esa foto, borracho en la última cena de Navidad, no te beneficia mucho.

PÉRDIDA DE PRODUCTIVIDAD LABORAL

Las personas dependientes a las aplicaciones móviles pueden perder su productividad hasta un 25% por cuenta de la desconcentración en el trabajo u otras actividades.  Según estadísticas de estudios previos realizados, muestran que las personas dependientes a las aplicaciones móviles tienen 25% menos ingresos que aquellos que les dan un buen uso a las herramientas digitales y las aprovechan en su trabajo (App competentes).

De igual forma se comprobó en estudiantes que por cada hora de interacción en redes, se vio deteriorado el rendimiento académico en un 10%.

COMPARTIR TU UBICACIÓN DE FORMA INDEBIDA

Aunque a menudo no se le preste demasiada atención, la ubicación es una información sensible que mucha frecuencia se comparte públicamente en redes sociales e internet, con los riesgos que ello implica.

Los usuarios tienen que ser conscientes de que plataformas como Instagram, Facebook, Flickr o YouTube presentan textos, fotografías y videos que incluyen la posibilidad de añadir la localización del autor, una información que puede ser utilizada de forma ilícita.  Cuando compartes esa información:

  • Tu ubicación revela tu paradero en un momento concreto
  • También revela dónde no estás, poniendo las cosas muy fáciles a posibles ladrones
  • Puedes proporcionar datos sobre tus objetos de valor
  • Das información de otras personas o seres queridos que estén contigo

 

Anuncios
SEGURIDAD

PHISHING

El phishing es un método usado para engañar y conseguir información sensible, como contraseñas o datos de tarjetas de crédito, mediante el envío de correos electrónicos de fuentes aparentemente confiables (bancos, tiendas online, etc), los cuales pueden traer, por ejemplo, links que redirigen a páginas webs falsas. En dichas páginas, el usuario víctima de fraude cae incautamente en la solicitud de que actualice, valide o confirme sus datos, con lo que puede permitir el robo de su identidad.

Una modalidad avanzada y muy peligrosa del phishing, es el pharming, el cual consiste en modificar el sistema de resolución de nombres de dominio (DNS) para conducir al usuario a una página web falsa, pero mostrando en el navegador una URL aparentemente valida y segura. Esto se logra mediante un malware diseñado para modificar el sistema de resolución de nombres local, ubicado en un fichero denominado HOSTS.

Para la prevención de ataques de phishing, es importante tener buenos hábitos en internet, por ejemplo:

  • No suministrar información sensible por internet, como por ejemplo contraseñas, números de cuentas bancarias, etc.
  • Escribir las URLs directamente en el explorador de internet, en lugar de dar clic a links de correos.
  • Comprobar que los sitios accedidos sean seguros (https://)
  • Actualizar la versión del explorador de internet constantemente, al igual que el antivirus.
  • No interactuar con correos electrónicos extraños, por ejemplo, de entidades con las cuales no se tiene relación comercial, con irregularidades en el dominio del correo o nombres extraños las URLs, etc.